martes, marzo 19, 2013

BATMAN E HIJO: LA MUERTE DE DAMIAN


Damian, este nombre para mi, y creo que para gran parte del mundo occidental nacido después de los años 70, me recuerda al demonio, no solo por el parecido en su ortografía sino también por la relación directa con el nombre del niño anticristo de la película La Profecia de 1978 (Damien) En realidad significa domar o dominar en griego, un significado semantico mucho mas cercano al personaje que a partir del numero 655 de la serie Batman de DC cómics comenzó a dominar la vida de Bruce Wayne.

A mediados de la primera década de el siglo XXI, la vida del famoso playboy millonario de Ciudad Gotica estaba una poco estancada, las ventas de Batman estaban muy por debajo de lo esperado, no habían vuelto a subir desde la serie Hush, escrita por Joseph Loeb e ilustrada por el famoso Jim Lee a principios de la década, entonces en una movida bastante atrevida, el editor en jefe de DC Dan Diddio decide poner las riendas de la Bati-familia en las exóticas e irreverentes manos del escritor, oculista y guionista de origen escocés Grant Morrison. No vamos a gastar mucho tiempo en describir la carrera literaria de este caballero, un poco misterioso, esotérico y psicodélico, solo baste con decir que es un fanático de la era de Oro de los cómics, un escritor de narrativa no-lineal y de corte independiente. Algunos han llegado a describirlo como una ¨pluma mercenaria¨ ya que es muy difícil restringirlo a los barrotes de una casa editorial, pero ha trabajado para todas. En su haber tiene haber revivido a personajes como Swamp Thing y Animal Man, haber escrito la serie de contra-cultura The Invisibles y Flex Mentallo y haber ganado un Eisner en el 2006 por su serie All Star Supeman.


IMAGEN EXTRAIDA DE http://www.comicsalliance.com/2010/09/28/grant-morrison-all-star-book/

Con este trasfondo Morrison acomete contra la vida del caballero obscuro y de todo el universo DC, ya que 
su plan no se circunscribía solo a Ciudad Gotica sino a todo el universo conocido, como nos dimos cuenta con Final Crisis. El primer numero de su pluma fue el Batman 655 (septiembre 2006) que arranca, en típica forma Morrisoneana, en la mitad de una historia y nos deja a los lectores tratando de entender que sucede y viendo eventos anteriores narrados de forma retrospectiva, aquí se da introducción a el personaje Damian, quien según cuenta su propia madre Talia Al Ghul es nada menos que el hijo biológico de Bruce Wayne, aunque suene a guión de novela latinoamericana, esto es algo que la mayoría de los fanáticos de Batman ya habíamos escuchado antes, ya que en 1987 el escritor Mike W. Barr en su historia Son of the Demon, había puesto a Bruce y a Talia en la misma cama para engendrar un sucesor, pero desde entonces esta historia había estado fuera del canon lineal de DC. Bueno pues el señor Morrison, con la venia de Diddio, rescato esta historia del baúl de los recuerdos y la uso para darle un giro inesperado en la vida del Caballero Obscuro.


A partir del numero 655 de Batman, Morrison reinventa la bati-familia, renueva y profundiza los lazos entre sus miembros, de hecho vemos en primer plano el andamiaje de esta estructura familiar, cada quien con un papel bien definido y todos como piezas bien aceitadas de una maquina creada por el propio Batman; Dick Greyson, Alfred Pennyworth, Tim Drake, Barbara Gordon el mismo Jason Todd y ahora con el miembro que los pondrá a todos de cabeza: Damian, (esta estructura la desarrollara Morrison en un aspecto mucho mas amplio en Batman Inc). Damian es la antítesis de lo que Bruce representa, es caótico, rebelde, hostil y asesino, pero con una disciplina y unas habilidades sobrehumanas, genéticamente alterado por su madre y entrenado por la Liga de Asesinos de su abuelo desde su nacimiento, es la maquina de matar perfecta con solo diez años. Damian altera de manera fundamental los cimientos de la mansión Wayne, Damian nos deja ver a un Bruce mayor, mas maduro pero vulnerable por primera ves, mostrando sus insuficiencias y fracasos como figura paterna y sin herramientas para lidiar con un temperamento como el del nieto de Ras Al Ghul. Damian pone a todas las piezas de esta maquinaria en conflicto, Dick y Tim no lo aceptan y le pelean a Bruce su adopción dentro de su circulo interno, sienten por primera vez el celo natural de hermanos mayores ante el la preferencia del recién llegado. En fin, Damian logra lo que ningún villano había logrado en el pasado, poner de cabezas a todos dentro del sacro sanctum de la familia Wayne. Por esto fue amado por muchos y odiado por otros, es un personaje con una personalidad tan fuerte que no deja lugar para las medias tintas, algunos lo calificaban de egoísta, engreído, mocoso, y poco digno del legado de Batman. 

A pesar de esto, es un personaje profundo y con una capacidad poco común para evolucionar, esto lo vimos sobretodo luego de la muerte de su padre a manos de Darkseid durante Final Crisis, cuando le toca asumir el papel de Robin por primera vez al lado de Dick Greyson usando la capucha y la capa del Caballero Obscuro. Esta serie: Batman and Robin, que se estrena en agosto del 2009, de la pluma del mismísimo Morrison muestra a un ¨duo dinámico¨ único en su estilo, a un Dick Greyson con problemas para adaptarse a su nuevo rol; de Batman y de padre sustituto, y a un Damian en su etapa mas fuerte de rebeldía. La relación entre estos dos, es compleja, cruda y muy divertida, Dick es a veces hermano mayor, a veces padre, y Damian poco a poco aprende a respetarlo como compañero de armas y como mentor. Es a través de esta publicación y de esta relación tan inusual en donde vemos crecer y evolucionar a Damian, con la ayuda de Dick y Alfred. Damian demuestra a través del tiempo que es la mejor encarnación de Robin (opinión personal) hasta ahora, tanto en habilidad como en entrenamiento, pero es el mas sedicioso, anti-social, y rebelde de todos y el que tiene mas problemas con el respeto a la autoridad. Cuando Bruce vuelve de la muerte y retoma el manto de Batman, Damian cuestiona a Bruce, a su cruzada, a sus métodos y su proceso, por primera vez vemos a Bruce enfrentado con la horma de su zapato y es solo un niño de diez años.

Ahora, casi 7 años después de su aparición, Morrison decide asesinar a Damain.

No estoy de acuerdo con la muerte de Damian, pero viniendo de la pluma de Morrison, me parece que era algo lógico de esperar, aun asi, tengo dos opiniones con respecto a esto. 

1) Es obvio que Damian no permanecerá muerto por mucho tiempo, en primer lugar porque es un personaje que se ha hecho muy popular. Entre todos los fanáticos de Batman y aun entre los que no lo conocen muy bien, la dupla de Batman (Nightwing) y Robín (Damian) es reconocida como una de las mejores y más frescas historias de Batman desde Frank Miller, la introducción de Damian reavivó la estancada historia de Batman y lo más importante, ayudó a levantar las ventas del cómic. En segundo lugar: Damian es el nieto de Ras Al Ghul, un ser con recursos inagotables y con acceso a los Pozos de Lázaro y por lo tanto, inmortal!!! Y en tercer lugar: a la DC no le gusta tener a sus personajes muertos por mucho tiempo, ejemplo: Barry Allen, Hal Jordan, Superman, Hawk, Jason Todd, Bruce Wayne, etc, etc, etc...


2) La muerte de Damian abre una ventana de posibilidades. Aunque la inclusión de un personaje tan subversivo y en general tan opuesto a Bruce, le brindaba un aire nuevo a la franquicia de Batman, era algo insostenible en el tiempo, por mas "amor" que le tuviera Bruce a su hijo, la cuerda iba a reventar pronto, Damian iba a terminar por abandonar la Cueva tarde o temprano, o se mataban el uno al otro cuando Damian tuviera la edad suficiente. Entonces por mas que nos encantaba ver la interacción entre Bruce y Damian, creo que se nos acabo el cuarto de hora. Pero no olvidemos que este niño no es un infante normal, nunca lo fue, es un ser genéticamente creado y entrenado para ser superior, un emperador entre hombres, la cumbre de la perfección física y mental y ahora tiene, aunque sea en parte, una base moral y ética puesta ante el por su padre. Entonces esta supuesta ¨muerte¨ tal ves solo sirva para separarlo de Bruce y que continúe su camino por su cuenta, convirtiendose en quien sabe que cosa, un súper
villano o unos de los héroes mas temidos del universo DC.

Yo, en mi inocencia espero que se haga realidad el futuro que vimos en el Batman 666, que Damian siga su camino, por los años que sean necesarios, y que en algún punto cuando Bruce de verdad muera o se retire, Damian, aunque en contra de su voluntad, tome la capa del padre pero añadiendo su propio giro y personalidad... Solo el tiempo lo dirá
Publicar un comentario